Mis memorias de una noche de invierno.

Hace un rato llovia, es hora.
Me quito los auriculares, la lluvia parece haber frenado.
Camino lentamente, y en silencio cierro la puerta, me acomodo en la fria mesada y enciendo un cigarrillo.
Casi como una costumbre, abro la llave del gas, y prendo el fósforo (que se apaga un segundo después)
Abro la ventana, el olor a encierro no me gusta para nada. Pienso... un mate cocido no estaría nada mal, lleno la pava de agua, y espero.
Mientras fumo, quito el papelito de dia que acaba de abandonarme "29 de julio de 2010" y en su revez reza "La suerte ayuda a los osados" me gusta, es uno de mis pasatiempos favoritos.
Continuo dentro de mis pensamientos, y mi cigarrillo... cierro la puerta con llave, "Perrone" "el blog"  "formas" y "colores" ...

Entonces, hierve el agua. Mi taza clásica de las noches, dos saquitos dentro y agua... poca azúcar, tomo la cuchara, abro la puerta, pienso en lo que me espera, noche fria, silenciosa... dejo la luz prendida, de todos modos pienso volver.

y emprendo mi retirada.

2 entes comentaron aqui:

Blablabla dijo...

Dos saquitos? yo muero de sobredosis si dejo uno solo mas de 3 minutos.. xD

Hay que cuidarse del tabaco mujer.. u.u

Nena de Risa Facil dijo...

nono, hay males de los que nunca vamos a escapar :)

dos saquitos, porque mi taza de las noches es gigante ♥

como estas tu, hombre?