Buceaba muy profundo.Yo y mi conciencia, me alejaba, pero no hay nada allí.Sólo yo y mi más profundo, y tal vez oculto, sentimiento.

Una voz me dice en mis adentros “quítate la máscara…ya no hay nada por lo que valga la pena luchar … ya no hay nada por qué respirar”

.

.

.

.

.

Me sonrío, quito la máscara y lo veo irse lejos, ser feliz… y yo duermo

1 entes comentaron aqui:

Diego González dijo...

Es raro... pero es más raro aún que alguna vez me sentí así...